Exposición: EVOCATIO Almería Romana

Del 1 de octubre al 15 de noviembre

Auditorio, de 9 a 14 y de 16 a 22 h


LA EXPOSICIÓN EVOCATIO. ALMERÍA ROMANA ES UN PROYECTO DEL ÁREA DE CULTURA DE LA DIPUTACIÓN DE ALMERÍA QUE NACE PARA DIFUNDIR Y DAR A CONOCER LAS HUELLAS QUE LOS ROMANOS DEJARON EN NUESTRA PROVINCIA Y SUS PRINCIPALES ASENTAMIENTOS. INICIAMOS LA ANDADURA CON UNA EXPOSICIÓN DE FOTOGRAFÍAS DE JORDI BRU, FOTÓGRAFO RECREACIONISTA, REALIZADAS DURANTE LA RECREACIÓN HISTÓRICA DE MURGI. CIUDAD ROMANA, QUE TUVO LUGAR EN EL EJIDO, EN EL AÑO 2017, DENTRO DEL PROGRAMA RECREACIONES Y FIESTAS HISTÓRICAS DE LA DIPUTACIÓN PROVINCIAL. LOS TEXTOS QUE LA ACOMPAÑAN SON DE DAVID NIEVAS, HISTORIADOR Y ESPECIALISTA EN RECREACIONES HSTÓRICAS.

INTRODUCCIÓN A LA EXPOSICIÓN

El actual territorio de la provincia de Almería formaba parte, junto con Granada y partes de Málaga, Jaén, Albacete y Murcia, del territorio del pueblo íbero de los bastetanos. Durante siglos, éste pueblo recibió las visitas de los comerciantes fenicios, cuya cultura fue calando poco a poco en la local, que se benefició en gran medida de éste comercio y que alcanzaría un gran refinamiento en sus manifestaciones artísticas, de las que la llamada Dama de Baza es uno de sus mayores exponentes.

Tras los fenicios llegaron los cartagineses que se expandieron hacia el resto de la Península en sucesivas campañas que les aseguraron el control político y económico del territorio. Sin embargo, este fortalecimiento de la presencia cartaginesa en Iberia llevaría al choque con Roma, y a pesar de la espectacular campaña de Aníbal Barca sobre la propia Italia, sería la derrota cartaginesa en la Península (su principal sostén económico y militar) lo que sentenciaría a éste imperio en la pugna contra la creciente ciudad del Tíber.

A la caída de Cartagena (206 a C), se inicia el lento proceso de romanización. Es en todo este proceso en el que los diversos asentamientos de la provincia de Almería comienzan a adquirir una gran notoriedad como centros de producción y comercio que radia de la Bética hacia Roma.

La provincia de Almería fue, durante largos siglos, un lugar a caballo entre las diferentes regiones administrativas con las que los romanos subdividieron el territorio peninsular. Aún desde la primera división (Hispanias Ulterior y Citerior, siglo III a.C) hasta los conventus de la época de Diocleciano (298 d.C), Almería constituye un espacio fronterizo entre dichas demarcaciones administrativas.

En el lado occidental quedaban ciudades tales como Murgi (El Ejido), Vergi (Berja) o Abdera (Adra), en el otro, núcleos como Urci (Benahadux), Baria o Portus Magnus (Los Baños de Guardias Viejas), incluyendo las importantísimas minas y explotaciones salineras del Cabo de Gata.

Exposición: Arte en las cuevas

Del 16 de noviembre al 16 de diciembre

Auditorio, de 9 a 14 y de 16 a 22 h

El talento nace con la vida, es innato y, mediante esta capacidad, el artista se comporta como NATURALEZA. El artista es así una NATURALEZA CREADORA.

Los artistas de todos los tiempos, han utilizado esa naturaleza creadora para satisfacer su inquietud por expresar y comunicar.

El arte prehistórico puso al ser humano frente a sí mismo y su realidad como algo dado y creado a la vez.

Esta realidad pintada fluye desde el interior de los artistas hacia fuera, y una vez plasmada en las paredes de las cuevas, esa realidad nueva transforma al artista (y no solo al artista), de creador a espectador.

Al mismo tiempo, la realidad plasmada actúa como un espejo en el que nos podemos ver reflejados y comenzar a reflexionar sobre la realidad en la que existimos. Este proceso, tan importante y tan presente a lo largo de la historia del arte comienza con el arte prehistórico; comienza con esas primeras Naturalezas Creadoras de hace miles de años.

EL ARTE EN LAS CUEVAS

He reaccionado frente a las pinturas parietales que he visto y me han emocionado profundamente. A veces vuelvo a verlas una y otra vez, y suele resultar una suerte de descubrimiento, donde se revelan aspectos que aún no había comprendido, o mejor, que no había terminado de sentir.

La contemplación de estas pinturas ha generado en mí un sentimiento que ha trascendido de lo habitual. Ha marcado mi trayectoria artística de los últimos quince años.

Este proyecto se compone de una selección de quince obras inspiradas en el Tassili Argelino, en los Abrigos de Castellón, de Almería y Cáceres, en las pinturas de las cuevas del Castillo, Altamira y grabados de arte mobiliar vizcaíno.

Como artista contemporáneo creo mis obras, con independencia, sin reglas, como una manifestación subjetiva e íntima de libertad. Con un lenguaje propio, pretendo traer a nuestros días las “FORMAS” de la prehistoria.

Esas “FORMAS” las deposito sobre fondos sutiles, tridimensionales, íntimos, que me recuerdan y evocan el aire caliente del Tassili, las húmedas y frías cuevas cántabras o los luminosos abrigos levantinos.

Se dice que la belleza no es una característica de los objetos, sino más bien tiene que ver con cómo los contemplamos. En mi caso hay una contemplación armoniosa entre el conocer y el sentir.

MAXIMINA ESPESO, la pintora.

Artista cántabra, procedente de una familia de pintores. Adquiere su formación artística en el Taller de Bellas Artes de Miguel Ángel Oyarbide en Madrid. Paralelamente realiza estudios de Historia del Arte.

Tras una visita casual a las cuevas con pinturas parietales, comienza su interés y fascinación por el Arte Rupestre. Realiza estudios de antropología y continúa visitando las cuevas pintadas.

En 1993 realiza su primera exposición individual y desde entonces ha expuesto sus obras en espacios expositivos muy diferentes, en Lugano, Azcona (Suiza), Milán (Italia), Madrid, Marbella, Cantabria, Andalucía, Baleares, País Vasco.